Ver video

Ver video

Ver video

portada-blog

La Energía que brilla en Navidad

Diciembre es uno de los meses más oscuros del año ya que el sol se pone más temprano y los días son más cortos; por eso, algunos siglos atrás, con la inexistencia aún de sistemas de calefacción y la temprana oscuridad, surgió la curiosa idea de encender un árbol con velas como fuente de calor y luz. El primer arbolito data del año 1184 durante un frío invierno en Alemania.  Años más tarde, otras familias de clase alta comenzaron a adoptar la tradición, con portavelas y faroles, hasta la llegada de la iluminación eléctrica en el siglo XIX.

El primer árbol de navidad con electricidad fue obra de Edward H. Johnson, asociado de Thomas Edison quien creó la sucesión de bombillos que hoy conocemos como instalaciones navideñas.

Hoy día no concebimos esta temporada sin las luces que la adornen: ciudades completas se visten de luz para celebrar la llegada del Niño Dios. Pero, ¿qué pasa si no hay suficiente energía para encenderlas?

En ocasiones, disfrutamos de los alumbrados, sin pensar de donde proviene la energía que los pone a funcionar. Ésta obedece a una sobrecarga en el fluido eléctrico, dado que requiere un esfuerzo adicional en la generación tradicional de energía, que en términos generales es de 5 KVA promedio.

Estadísticamente, diciembre es el mes de mayor consumo, y para obtener mayor potencia, o bien para garantizar que se mantenga estable la generación de energía, los propietarios de viviendas y empresas, ven como una excelente opción proveerse de plantas eléctricas, previendo que falle la red eléctrica o que no haya suficiente potencia para abastecer su demanda.

Además de las luces que encienden la Navidad, en esta época del año los almacenes de cadena o las grandes organizaciones así como centros comerciales, extienden sus horarios de atención desde tempranas horas de la mañana hasta la media noche, aumentando la actividad y la demanda de energía promedio.

Un establecimiento que maneja un consumo de 3000 KVA aproximadamente, requiere de respaldo suficiente para ofrecer un óptimo servicio en horario ordinario y extendido y así brindar una experiencia placentera a sus visitantes y clientes que además de concurrirlos por sus atractivos productos y servicios, disfrutan y admiran la decoración por estos días.

Prepararnos para la llegada de la Noche Buena, además del contexto de celebración, nos invita a tomar precauciones con la generación y demanda de energía. Por ejemplo, para las instalaciones de luces que adornan plazas y grandes urbes y que requieran una fuente mayor de energía es importante prever que las plantas utilizadas estén insonorizadas para que no perturben el entorno al igual que contar con un cuidadoso montaje e instalación. Éstas atenderán las necesidades sin mayores contratiempos pues están diseñadas para trabajo continuo y responder a operaciones arduas.

¿Qué le falta a la Navidad para que sea Navidad:? ¡Luces eléctricas! En Antonio Spath & Cía S.A., gracias a nuestras plantas generamos la potencia que mantiene vivo el espíritu navideño y le da brillo a la época más linda del año.

Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo – 35 Años manteniendo a Colombia con Energía

Cotización – Cotice con Nosotros